Skip to content

Soul Healing/Sanidad del Alma Herida

05/13/2010


Sanidad Del Alma

Introducción

Existen dos procesos de sanidad para el cuerpo: el natural y el sobrenatural (divino). Los doctores en medicina saben que no pueden sanar. Ellos sólo ayudan a los poderes “naturales” de sanidad ya existentes en el cuerpo.

No obstante, Jesús es mayor que los demás médicos. Por medio de su poder sobrenatural, los cuerpos enfermos también pueden ser sanos. El poder divino para tales sanidades, viene directamente de Dios.

A. DOS FUENTES DE SANIDAD
Los dos recursos para la sanidad también se aplican al alma. Se dice que el tiempo sana. Esta sanidad natural que ocurre con el pasar del tiempo, nos ayuda a sobreponernos a algunas de las dolencias internas que nos daban problemas durante nuestros años más jóvenes.

1. Natural
Descubrimos con el tiempo que no todos son tan fuertes, inteligentes y que luzcan mejor que nosotros. La mayoría de nosotros aprendemos a relacionarnos con los demás y a tener éxito en nuestros campos de trabajo. Ganamos el respeto de nuestras familias, amigos y compañeros de trabajo.

A medida que aumentamos en años, nos enfrentamos con aflicciones, sinsabores y pérdidas que nos ayudan a madurar y a entender. Aun las personas que padecen de enfermedades mentales, a menudo se recuperan por ellas mismas en cierto período de tiempo. Es evidente que el alma tiene poderes de sanidad naturales como los tiene el cuerpo.

No obstante, algunas personas no superan los problemas que tuvieron en los primeros años de sus vidas. Llevan las cicatrices o marcas dolorosas hasta la vida adulta. Todos nosotros quizás tenemos algunas heridas o lesiones del pasado que afectan nuestras actitudes y acciones presentes.

Para algunos, sin embargo, las cargas emocionales son tan pesadas que apenas pueden funcionar de manera normal. Muchas de tales personas han sufrido quebrantamientos emocionales o mentales. Cuando las lesiones son demasiado profundas, los resultados pueden ser permanentes.

Los psicólogos y psiquiatras son doctores que tratan los desórdenes mentales y emocionales. Ellos procuran, a través de la medicina y el consejo, ayudar a los poderes naturales de sanidad del alma.

Así pues, como existen enfermedades físicas que no pueden ser curadas, igualmente hay enfermedades del alma que no pueden ser ayudadas utilizando los medios naturales.

A fin de “restaurar” un alma en tal estado, se necesitaría un “milagro”, una sanidad sobrenatural.

Conozco jóvenes que han “quemado” sus cerebros lesionando sus almas con el uso de drogas. En una ocasión eran jóvenes talentosos, saludables y con un porvenir brillante para sus vidas en el futuro. Ahora están quebrantados en sus espíritus, en sus mentes y en sus cuerpos. ¿Hay alguna esperanza o será demasiado tarde? Únicamente un milagro puede suministrar una necesidad de tal naturaleza. Loado sea Dios, pues Él es la esperanza.

Nuestro Señor es el Dios todopoderoso, hacedor de milagros y maravillas. Él es misericordioso.

2. Sobrenatural
Examinemos estas preciosas palabras del Profeta Isaías: “Y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía” (Is 58:10).

(Continuare el viernes)

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: