Skip to content

Sanidad del Alma

05/14/2010

Sanidad del Alma(Continuacion)

2. Sobrenatural
Examinemos estas preciosas palabras del Profeta Isaías: “Y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía” (Is 58:10).

El dolor de ser rechazado puede ser sanado únicamente por el amor y la aceptación. Di-s desea alcanzar a los “afligidos” a través de usted y de mí, por medio de nuestros corazones y manos.

a. David Experimentó Sanidad. David habló por todos nosotros en su hora de dolor interno cuando clamó: “Yo dije: Jehová, ten misericordia de mí; Sana mi alma, porque contra ti he pecado” (Sal 41:4).

David conocía personalmente respecto a ese amor de Dios que sana o nunca podría haber escrito el Salmo 23: “Jehová es mi pastor… Confortará [sanará] mi alma”.

Más tarde, el salmista habla de la gracia de Di-s expresada en las siguientes hermosas palabras:

“Él sana a los quebrantados de corazón; y venda sus heridas. Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; y su entendimiento es infinito Jehová exalta a los humildes, y humilla a los impíos hasta la tierra” (Sal 147:3, 5, 6).

b. Jesús Obró Sanidad Entonces. Hay un pasaje especial en los evangelios, los cuales, he visto en una nueva luz. Me gustaría compartirlos con usted, pues habla de la naturaleza del ministerio de sanidad de nuestro Señor:

“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó” (Mt 4:23, 24).

Es de interés notar que las Escrituras dicen que Jesús sanó “toda enfermedad y toda dolencia” (v 23). Esto incluía las enfermedades espirituales, mentales, emocionales y físicas. El versículo 24 nombra algunas de las enfermedades relacionadas con cada parte del ser total del hombre:

1) Enfermedades Espirituales: la posesión de demonios;

2) Enfermedades Emocionales: tormentos; tristeza;

3) Enfermedades Físicas: parálisis.

c. Di-s Sana Hoy. Jesús iba por todas partes sanando completamente hombres y mujeres. Por donde el pecado irrumpía, espíritu, alma o cuerpo, Jesús pasaba perdonando, limpiando y produciendo el poder sanador del amor de Di-s.

Cuando pienso en mi buen amigo E. Mosquera, recuerdo cómo Dios le sacó de las profundidades del pecado; era un caso perdido. El alcoholismo había lesionado gravemente su cerebro, hígado, corazón y sistema digestivo. Satanás le había robado sus amigos y familiares. Había destruido su cuerpo, y ahora iba tras su alma.

Estaba enfermo mental, espiritual y físicamente, y próximo a la muerte eterna. Entonces, tuvo un encuentro con el Médico de médicos en el mundo: Jesus el Mesias.

¿Y qué hizo Jesús? Le sanó completamente, hizo de él una nueva criatura en el espíritu, alma y cuerpo.  No es de asombrarse el porqué ahora desea contarle a todo el mundo acerca del poder sanador del amor del Mesias.

(Continuare manana)

B. CINCO PASOS HACIA LA SANIDAD DEL ALMA

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: