Skip to content

La Oracion Eficaz 2

05/30/2010
USB Keys

Las Llaves

“Desean algo y no lo consiguen”” (Stg 4:2a)

En este Segunda Parte Hablare sobre la Clave:  Mirar Fijamente a Dios.
Recuerde que una persona que ora es alguien que clama , pide y ruega a Dios. Ahora, cuando  esté orando debe mantener su vista espiritual en a Dios. Ésta es la segunda clave. Cuando uno deja de visualizar, mirar a Dios, la vista se dispersa,  le va para otros lados.
“Cuando éste vio que Pedro y Juan estaban por entrar, les pidió limosna”( Hechos 3:3)
En este relato tenemos a seguidores de Jesus, entrando por la puerta del templo así como el mismo Señor  había entrado por esa puerta y debió haberlo visto, pues era lisiado de nacimiento y tenía más de cuarenta años. El hombre lisiado los vio  y les pidio limosna.

Sucedio como cuando usted va conduciendo y al parar en un semáforo, las personas lo rodean y le extienden la mano pidiéndole pero(bueno, tenga cuidado, pues, muchas veces quieren robarlo o asaltarlo), a la vez, están mirando a ver quien más viene, porque mucho limosnero pierde la limosna y quiza usted no le deja su monedita o un billete.
Esto tiene vigencia porque vivimos en una sociedad que nos ha enseñado que la respuesta está en los otros y puede que hagamos nuestra oración de entrega y ya seamos cristianos y teniendo acceso directo al trono de Dios, pero seguimos en una actitud de mendigos.
“Pedro, con Juan, mirándolo fijamente le dijo: -¡Míranos!-”.  Hechos 3:4

Pedro sabía que era dejar de mirar al Señor. ¿Recuerde el texto  cuando Pedro, que era tan atravezado, le dijo al Señor que caminaba sobre las aguas: “-Señor, si eres tu, mándame que yo vaya a ti sobre el agua-” y el Señor le dijo: “-Ven-“? (Mateo 14:28-29). Pero el texto dice que cuando Pedro puso sus ojos en lo que estaba a su alrededor y dejó de mirar a Jesús, se empezó a hundir.

Cuando se pierde el enfoque en el  Señor, se empieza a hundir hasta casi ahogarse. Por esto, necesitamos al orar, nunca apartar la mirada de Dios(fe en la respuesta de El).
Cualquiera que sea la petición que usted le está haciendo a Dios, de salud, de negocios, emocional, de empleo, no deje de mirar a Dios porque, a veces, las circunstancias se van a poner muy difíciles y si empezamos a mirar las circunstancias quitando la mirada de Dios nos hundimos.

Dios nos dice: “Mírame fijamente a través de la fe”.
Moisés, se sostuvo como viendo al Invisible. Interesante: La fe hace que nos sostengamos como viendo al Invisible. Si no miro fijamente a Dios voy a tener mi mirada puesta en otras aparentes respuestas a través de otras personas y no de Dios.
Si es una negociación y  empieza con tropiezos, mire a Dios, el que todo lo puede cambiar a su alrededor porque “Jesus  es el mismo, ayer y hoy y por los siglos”(Hebreos 13.8)
Cuando se provoca compasion, cuando alguien cree que es el otro ser humano el que tiene que suplir o cuando alguien cree que la sociedad le debe alguna cosa, así esté dentro del gremio cristiano, siempre se sentirá insatisfecho con lo que otros le den.
“El hombre fijó en ellos la mirada, esperando recibir algo”. Hechos 3:5
Aquí ocurrió algo que cambió la vida de este mendigo. Tal vez él pensó: “Bueno, me dijeron que los mirara, debe ser que me van a dar”. Se quedó mirándolos fijamente porque su corazón seguía puesto en la respuesta que esperaba de ellos. Su mirada no estaba puesta fijamente en Dios, sino en lo que los hombres podían darle.

El proximo domingo la Tercera Parte de esta reflexion hablando de Recibir Lo que Dios Tiene.

Shalom!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: