Skip to content

Uso y Abuso de la Autoridad 9

07/24/2010
La Autoridad

La Autoridad

Dios dijo además a Josué: “Si quieres tener éxito y prosperar, toma este libro y LEELO, y vive de acuerdo a lo que leas”.(Josue 1:8).Todavía este es el mandato de Dios para los que deseen prosperar. Toma la Biblia, vive según sus principios y juzga todas las cosas de acuerdo a estos.

La Biblia es una AUTORIDAD VERAZ. Es una autoridad más alta que cualquier oficio en la iglesia. Esta sobre todo oficial de la iglesia, sea apóstol, profeta, evangelista, maestro, pastor, obispo, sacerdote, supervisor o diácono.

David dijo: “Has engrandecido tu palabra sobre todas las cosas” (Salmo 138:2). Medita en esto! Dios le ha dado a Cristo un nombre sobre todo nombre (Fil 2:9), pero El ha exaltado su Palabra aun por sobre Su nombre. Esto coloca a la Biblia por sobre toda autoridad humana, sea religiosa, política o militar.

Todo creyente esta obligado a escudriñar las Escrituras para ver si lo que los dirigentes de la iglesia enseña o quieren poner en practica esta de acuerdo con lo que estas enseñan. Nunca debemos creer, practicar o contribuir a hacer cosa alguna que sea contrario a las Escrituras: La Palabra de Dios.

En ningún lugar de la Biblia o enseñanza de los padres de la iglesia, encontramos evidencias de líderes o algún ser humano que haya hablado con AUTORIDAD VERAZ. Este es un nivel superior de autoridad que no le compete a ningún ser humano.3

3. La Autoridad de la Conciencia.

El tercer nivel de la autoridad que la Biblia nos enseña es la autoridad de la CONCIENCIA.

Algunos han argumentado que no es posible saber lo que es bueno y separarlo de lo que esta mal. Sin embargo, cualquiera que tenga una capacidad mental normal, distingue lo que esta bien de lo que esta mal, cualquiera. ¿Como es posible?

Todos sabemos lo que NO queremos que otra gente nos haga. No queremos que se aprovechen o tomen ventaja suciamente de nosotros. No queremos  que nadie nos perjudique. No queremos que nadie irrumpa en nuestros hogares y se lleve nuestros bienes. No queremos ser asesinados, ni que nuestra esposa o hija sean violadas o que nuestros hijos cometan fornicacion o adulterio.

Así que, todos nosotros sabemos distinguir el bien del mal, aun cuando no tengamos una Biblia que nos lo indique. Sabemos lo que no queremos que nos haga la gente, y también lo que no debemos hacer a los demás.

PD: Este texto se extiende a 10 paginas mas y su publicacion en este blog puede hacerse muy heavy; si usted desea el resto del contenido por favor solicitelo al email: pastor.josefc@Gmail.com

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: