Skip to content

Origen del ‘marianismo’ 10/10

10/07/2010

Ishtar 'reina del cielo'

¿EL HONOR FINAL?

Otros títulos de Mariam no deben pasar desapercibidos. Con respecto a su supuesto rol como “Esposa del Espíritu”, el especialista católico Leonardo Boff, cuya teología haría de Mariam una parte de la Trinidad, es bastante franca: “Sostenemos la hipótesis de que la Virgen Mariam, madre del Eterno y  de todos los hombres y mujeres , hace realidad lo femenino de una manera absoluta y escatológica, dado que el Espíritu Santo lo ha hecho su templo, santuario y tabernáculo de una forma tan real y genuina que se le debe considerar hipostáticamente (de manera absoluta y real) como unida a la Tercera Persona de la  Santísima Trinidad” (The Maternal FACE of God: The Feminine and Its Religious Expresions (El Rostro Materno de Di-os) , énfasis de Boff). Con este argumento, debido a que se dice que Mariam está unida y es idéntica al Espíritu Santo, Boff evita el campo minado de una Trinidad de Cuatro Personas!

Benko muy astutamente toma una vital distinción con respecto a Mariam que, de ser entendida por la Iglesia católica en desarrollo, podría haber moderado todo el ciclo de veneración hasta una casi deificación. El señala que la importancia de Mariam yace en su participación en un momento en particular del Plan del Eterno, no en su ser. El Mesías tenía que nacer de una mujer devota y Mariam fue simplemente esa mujer. Los padres de la iglesia católica perdieron de vista ese hecho cuando la nombraron la madre del Eterno Di-os (Theotokos) en un intento por rechazar el politeísmo y explicar la humanidad del Mesias. Al involucrar el ser de Mariam más que su papel en la encarnación le condujo por un camino resbaloso.

En cuanto al culto de la Madre Virgen, era claro que el cielo no era el límite, y quizá tampoco lo sea La Trinidad. No obstante, mientras tanto, se ha hecho tan gran esfuerzo por definir mediante dogmas la naturaleza de Mariam y por buscar elevar su estatus que se ha terminado por eclipsar a la Persona cuya vida tenía el propósito de ser el medio de salvación para toda la humanidad: Jesús (Jeshua) El  Mesías. He ahí la gran abominación abominadora.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: