Skip to content

La Sanidad Divina 3

08/05/2011

Sanidad

El Eterno Di-s, resucitó a Jesús de entre los muertos, haciendo posible la vida eterna para la humanidad. En el quincuagésimo día después de la resurrección de Jesus, es decir, en el día llamado de Pentecostés, las 120 personas convertidas, incluyendo a los apóstoles, recibieron el poder del Espíritu Santo de Di-s.

Con ese poder, proclamaron el Evangelio del Reino de Di-s y, con ese mismo poder divino, sanaron a los enfermos, como ya Jesus había hecho antes.

Pero, al igual que había sucedido en el caso de Jesus, también ocurrió con los apóstoles: sus milagros atraían a inmensas multitudes. Sin ruegos ni presiones, mucho menos por dinero, millares de hombres se convirtieron y fueron bautizados. Muy pronto, en consecuencia, las persecuciones se multiplicaron. Dos años después de la resurrección de Jesus, exactamente en el año 33, Simón Mago, el pater (Pater – “padre”) de la religión de los misterios babilónicos en Samaria, después de haber sido rechazado por Pedro (véase Hechos 8), se apropió del nombre de Jesus para aplicárselo a su religión de misterios, llamándola cristianismo. Simón y sus seguidores, a partir del año 33, comenzaron una oposición y una persecución sistemática contra la verdadera Iglesia de Di-s, fundada por Jesus el Mesias en el año 31. (La explicación de cómo esta religión de los misterios babilónicos, en el año 718 A. de C., llegó hasta Samaria, esta en 2 Reyes 17.18-29).

La oposición de los judíos y los gentiles

La primera fase de oposición con que tropezó la Iglesia de Jesus fue la de los judíos que se negaban a aceptar a Jesús como el Mesías. Entre los judíos, los “puristas” insistían en observar los rituales de la ley mosaica. Por esta razón, el temprano ministerio de los apóstoles hizo énfasis en la sustitución de los rituales externos por la presencia del Espíritu Santo, y también en la resurrección, prueba infalible de que Jesus  efectivamente era el Mesías. Los apóstoles acompañaron personalmente a Jesus, antes de su crucifixión, por espacio de tres años y medio, y durante 40 días más después de su resurrección, de modo que fueron testigos de ésta.

Continuara… parte 4

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: