Skip to content

Estorbos y Fuentes de la Desobediencia

05/16/2012

Veamos este ultimo texto que hace referencia a los estorbos a la obediencia.

En el Salmo 73:1-3.

  • En el verso 3: envidia para con los incrédulos. El desviar la vista del autor y consumador de fe: Jesus, nos hace fijarla en los incrédulos, aunado a esto y a los apetitos de la carne, el deseo de obtener los falsos  beneficios que parecen gozar los incrédulos nos expone a la desobediencia para alcanzar en nuestras fuerzas los anhelos, que Dios, en su tiempo y voluntad, puede satisfacer.LAS FUENTES DE LA DESOBEDIENCIA.Vea conmigo Lev 26:14-21
    • Verso 15. Desdeñar y menospreciar los estatutos y decretos. La confianza en la capacidad y sabiduría personales nos lleva a caer en la soberbia, esto produce que los estatutos y decretos del sabio Dios sean subestimados y atrevidamente los revisan y reforman. Nos damos cuenta de esto cuando escuchamos justificantes como: “Estos son otros tiempos” “Es que hay que ser contemporáneo del futuro”, “es que usted ya es un viejo pastor”, “No hay que ser exagerados o legalistas”, “No creo que eso sea valido en este tiempo”, “Yo ya supere esos prejuicios”. Cuando creemos que algo no es importante se hace a un lado, provocando la consiguiente desobediencia al Señor. No hay mandamiento o declaración bíblica que no sea importante.
    • Esto les sucede mucho a los jóvenes, estos descansan mucho en la fortaleza de su juventud, desdeñando la sabiduría de los mayores y por tanto también el consejo divino, piensan que porque son jóvenes, tendrán tiempo para todo, incluso para divertirse y después para hacer lo que ellos quieren y creen, no preparándose para los tiempos en los cuales no tendrán satisfacción, según nos dice el Predicador 12:1Ejemplo: Saúl en 1 Isaías 13:13

      El versículo 18 habla del endurecimiento ante el trato de Dios. La disciplina del Señor no es un castigo como el que aplican los hombres, su propósito principal es corregir al que se ha desviado para que no caiga en mayor condenación. La Biblia declara que el Señor no aflige por gusto a las personas, vemos Lamentaciones 3:33: “Porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres…”; y lo que a los ojos de los hombres es un castigo, desde la perspectiva del Señor es un acto de amor y de enseñanza para guardar a los que son suyos.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: